martes, 7 de abril de 2015

Sea más feliz que el Dalai Lama.




Sinopsis:
¡Tendría que haber nacido en los Himalayas! —gritó desesperado un paciente que atravesaba una situación un tanto complicada. Esto, al mismo tiempo que me inspiraba el título de este libro, me animó a dar el paso definitivo para compartir todas estas historias con enseñanzas ancestrales aplicables al mundo moderno.
El concepto del Dalai Lama como ser humano feliz y pleno es ampliamente aceptado por todos: aquí, en Japón o en el mismo Tíbet. Teniendo en cuenta esta verdad universalmente reconocida, surgen las siguientes reflexiones: ¿Qué hace a este ser y a otros seres como él ser tan felices y alegres? ¿Qué saben ellos que nosotros desconocemos? ¿Qué nos hemos estado “perdiendo”? ¿Cómo es posible mantener esos estados de paz y de dicha? ¿Nacieron ya así, o es fruto de algún aprendizaje? ¿Cualquiera de nosotros, “simples mortales”, somos capaces de alcanzar esos estados, a pesar de no haber nacido en el Tíbet?
A través de las historias reales de superación y descubrimiento interior expuestas en este libro, se muestra, de forma clara y sencilla, las claves, métodos y enseñanzas que nos ayudarán a conseguir esos niveles de consciencia, felicidad y alegría plena. En mis frecuentes viajes de descubrimiento interior alrededor del mundo, he tenido la alegría de coincidir con diversos maestros, lamas, monjes y otros seres extraordinarios, de los cuales he aprendido y descubierto efectivos y transformadores métodos que nos conectan con los estados de bienestar de estos maravillosos seres que viven en el goce y en el amor constante.
Esta obra es un relato de mis experiencias, narrado con un lenguaje sencillo y práctico para que todos podamos entender su esencia y saber cómo aplicar todas estas enseñanzas y herramientas milenarias a nuestra vida y en este mundo moderno. Si te lo permites, independientemente de tu religión, filosofía, edad o condición, la práctica de algunas de las claves que comparto en este libro marcará un antes y un después en tu vida. Comenzarás a sentirte verdaderamente dichoso, conectado con la vida, con tu verdadera naturaleza o, incluso, como dice el título, ¡más feliz que el Dalai Lama!



El autor:




José Antonio Manchado, Lanzarote 1976.
Desde el año 1999 ha estado en constante practica y aprendizaje a través de varios ) en los campos de meditación, sanación, sonido, terapias energéticas y vibraciones. En la actualidad se dedica a compartir esta sabiduría y herramientas que le han transformado su vida, impartiendo cursos, talleres, conferencias, retiros de meditación, así como diferentes eventos y seminarios de bienestar mental, físico y espiritual.




Este es un libro que no sabía muy bien como leer, es algo así como un diario personal pero con anécdotas y moralejas que sirven para más de lo que parecen. 

La historia va a ser contada por el autor de una manera distinta, en todos los capítulos se sigue la misma dinámica. Primero nos cuenta su vivencia y como la afrontó y después nos explica cómo lo explican los maestros o nos propone un pequeño cuento para que descubramos algo por nosotros mismos.

«El miedo es la respuesta natural de la mente cuando te acercas a la verdad, y la verdad es descubrir quién eres realmente»

El libro en sí es una historia como cualquier otra pero con el detalle de que él esta buscando una manera nueva de vivir y de enfrentar sus días. Pasa por religiones pero no cree en ellas. No puede querer Dios que todo el mundo viva con miedo e incertidumbre sobre el qué pasará; es algo que no concibe y nos lo irá narrando a través de sus vivencias y los cuentos correspondientes.

Siempre que hables, asegúrate de que tus palabras estén conectadas con el amor y de que sean, como mínimo, mejores que el silencio.

Ahora os hablaré de los capítulos que más me han gustado, pues al ser un libro tan distinto tanto en su contenido como en su estructura, es más difícil hablar de él, porque hablarías de todo el libro.

Algunos de los cuentos que más me han gustado han sido algunos que han tratado temas como el miedo que se puede sufrir con un hecho que sea malo pero aprender a superarlo de una manera consciente y real.
También algunos que tratan de la niñez, que no siempre somos como creemos. Los niños son enseñados a como actuar y a culpabilizar a otros de sus problemas. Esto aunque no afecte en ese momento, claramente afectará a la larga.

Otro tema que trata y que me gustó mucho es 'fallar'. No en el mal sentido, dice que aunque pensemos que nos pasa algo malo y no podemos seguir con ello, que nos ha roto todos nuestros planes, siempre podemos sacarle el lado positivo y encontrar lo que nos ha traído nuevo esa mala pasada. Mejoras económicas, personales... Siempre hay algo en lo malo que vale la pena y por tanto no podemos hacer que eso nos derrumbe.
Los saludos, algo tan simple como los saludos, también son un tema de este libro. Nos explica que nosotros al preguntar a nuestro interlocutor le estamos dando paso a que empiece con su roll, sin embargo, los budistas se saludan con un namasté. Algo así como que mi Dios saluda a tu Dios interior. Los budistas a nuestros típicos saludos nos responderían algo así como, —¿Cómo estás? —Sintiendo la vida, nosotros responderíamos con un 'bien', 'fatal'.


Mr.Diaz escuchó su historia atentamente. Cuando terminó de hablar, le preguntó si aquella forma de vivir le ayudaba a superar su rabia, odio y malestar. Paco (así lo llamaremos), contestó que esa forma era la única que conocía: no sabía otra manera de liberar todo ese sufrimiento que cargaba a cuestas.


Esta cita del libro pertenece a una historia muy conmovedora sobre un maestro que pretendía suicidarse pero se dio cuenta de que aunque el no fuera feliz con su vida podría intentar hacer feliz a otras personas, y se encontró con un drogadicto que le amenazo con una jeringuilla con su propia sangre infectada de sida supuestamente, el maestro no se deja amilanar e intenta dialogar con él incluso lo invita a cenar. Es una historia que termina con 'el malo' convirtiéndose en muy bueno. 
 Es una historia de la cual personalmente he concluido que debemos ayudar a la gente y no ceñirnos a sus apariencias y a sus hechos, ver lo que les mueve y les motiva tanto para lo bueno como para lo malo.


Cuando termina nos habla de varios testimonios de personas que han pasado por malos momentos y los maestros budistas les han ayudado mucho en volver a su vida, ganando mucho más de lo que un día perdieron.




Desde que empecé este libro tenía muchas ganas de poder dar mi opinión a cerca de este libro. Yo no creo mucho en religiones, entiendo la gente que lo hace pero no me gustan las instituciones que dicen hablar como mensajeros de alguien más importante y con este libro pues en mi cabeza se abrió una nueva veda porque me gusto bastante los métodos que utilizaban, usándote a ti como arma para purificarte y aceptarte como tú eres no como alguien te dice que seas. El problema es que dependiendo quien te lo cuente puedes acabar con una opinión positiva o una totalmente negativa y este libro esta tontamente a favor del budismo y a veces lo trata como algo inigualable y demasiado poderoso. Por tanto creo que hay que tener cuidado de las conclusiones que se pueden sacar de este libro, es cierto que para mí, es algo nuevo y puedo intentar practicarlo si es lo que quiero pero no como una forma de vida y obligada porque eso no te daría la libertad que tenemos que tener.
Con todo esto quiero decir que es un libro muy instructivo, sobretodo te das cuenta de cosas muy simples que hacemos de una manera incorrecta y así llegamos a conductas que no teníamos previstas, pero siempre hay que verlo desde un punto de vista objetivo y no dejar que la opinión del libro entero nos diga qué o cómo debemos llevar nuestro día a día.
Es un libro que aconsejo leer, obviamente, me ha gustado mucho pero quería dejar claro mi punto de vista.




 



2'5/5












Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...