miércoles, 13 de enero de 2016

La verdad sobre el caso Harry Quebert



Título: La verdad sobre el caso Harry Quebert
Título original: La Vérité sur l’affaire Harry Quebert
Autor: Joël Dicker
Editorial: Alfaguara
Serie: Libro único
Número de páginas: 672


Sinopsis:
La verdad sobre el caso Harry Quebert, de Joël Dicker, es una novela de suspense a tres tiempos -1975, 1998 y 2008- acerca del asesinato de una joven de quince años en la pequeña ciudad de Aurora, en New Hampshire. Quién mató a Nola Kellergan es la gran incógnita a desvelar en esta incomparable historia policiaca de la narrativa extranjera, cuya experiencia de lectura escapa a cualquier intento de descripción. El mayor fenómeno editorial de los últimos años: un joven suizo de 27 años con un thriller monumental, literariamente adictivo. La novela ha ganado el Premio Goncourt des Lycéens, Gran Premio de Novela de la Academia Francesa y Premio Lire a la mejor novela en lengua francesa. Joël Dicker nació en Suiza en 1985. Su primera novela, Los últimos días de nuestros padres, resultó ganadora en 2010 del Premio de los Escritores Ginebrinos. La verdad sobre el caso Harry Quebert, descrita como un cruce de Larsson, Nabokov y Philip Roth, ha recibido el favor del público y de la crítica más exigente. Su traducción a treinta y tres idiomas la confirma como el próximo fenómeno literario global. En 2008, Marcus Goldman, un joven escritor, visita a su mentor -Harry Quebert, autor de una aclamada novela- y descubre que éste tuvo una relación secreta con Nola Kellergan. Poco después, Harry es arrestado y acusado de asesinato al encontrarse el cadáver de Nola enterrado en su jardín. Marcus comienza a investigar y a escribir un libro sobre el caso. Mientras busca demostrar la inocencia de Harry, una trama de secretos sale a la luz. La verdad sólo llega al final de un largo, intrincado y apasionante recorrido. «Todo el mundo hablaba del libro. Ésta es la primera frase de La verdad sobre el caso Harry Quebert: una profecía autocumplida, pues el libro de Joël Dicker ya se ha transformado en un fenómeno mundial.» Le Monde «Adictos a Dicker. Sus más de 600 vibrantes páginas son una maravilla de trama, con giros, asesinatos, falsos culpables y verdaderos destinos. Esta novela será vuestra perdición... y vuestra felicidad... Una vez comenzada, imposible soltarla.» Philippe Trétiack, Elle 

El autor:
Joël Dicker nació el 16 de junio de 1985 en Ginebra, parte francófona de Suiza, hijo de una bibliotecaria y un profesor de francés. Dicker pasó su infancia en Ginebra, donde asistiría a la Collège Madame de Staël, aunque no se sentiría muy atraído hacia los estudios. A los 19 años tomó clases de actuación en la escuela de Drama en el Cours Florent en París. Un año después, regresaría a Ginebra para estudiar Derecho en la Université de Genève, graduándose en 2010.Con 10 años de edad, Dicker fundó La Gazette des Animaux (La revista de los animales), una revista acerca de la naturaleza, y que dirigió por siete años. Gracias a su trabajo en esta revista, recibió el Prix Cunéo a la Protección de la Naturaleza, y fue nombrado "Editor en jefe más joven de Suiza" por el Tribune de Genève.





—¡Bloqueo mental, Marcus, de eso se trata! Las crisis de la página en blanco son tan estúpidas como los gatillazos: es el pánico del genio, el mismo que le deja la colita desinflada cuando se dispone a jugar a los médicos con una de sus admiradoras y en lo único que piensa es en procurarle un orgasmo tal que sólo se podría medir en la escala de Richter. No se preocupe de la inspiración, conténtese con alinear palabras una tras otra. El genio viene de forma natural.





Este libro lo he leído de la biblioteca y no sabría que fue lo que me impulsó a cogerlo. No sabía nada del libro, ni de qué iba ni si era un drama o una historia de misterio. Simplemente sabía que había tenido mucho éxito y que no era el primer sitio dónde leía el título del misterioso libro.




—¿Y cómo sabe uno que es escritor, Harry?
—Nadie sabe que es escritor. Son los demás los que se lo dicen.

No pude hacerlo mejor, pese a sus 660 hojas me lo leí en escasos tres o cuatro días. No podía dejar de leerlo. En la contraportada del libro es verdad que ponía cosas como que no ibas a poder dejarlo y que ibas a salir agotado. No me creí ni la mitad y realmente es así como la he terminado, agotada. Hay tantos giros en la historia, tantos cambios que realmente sales hasta mareada.




—Oh, por supuesto. ¿Sabe?, tiene usted mucho potencial pero, en el fondo, lo que he leído es malo. Muy malo, a decir verdad. No vale nada. De hecho, pasa lo mismo con todos los demás textos que he podido leer en la revista de la universidad. Cortar árboles para imprimir semejantes periodicucho es criminal. No existen bosques suficientes en proporción al número de malos escritores que pueblan este país. Es necesario hacer un esfuerzo.



Es un libro contado en primera persona, casi todo el trayecto excepto en pasajes concretos, por el protagonista de la historia.  Tenemos como principal protagonista a Marcus Goldman un escritor que está saboreando su éxito tras su primera novela pública pero de repente sufre la crisis de la página en blanco, no consigue escribir dos palabras coherentes y decide acudir a quien más le ha ayudado siempre, su amigo y antiguo profesor Harry Qubert. 



—He pasado por delante de su antigua parroquia—dije—. Se ha convertido en un McDonald’s.


Marcus debe escribir un libro, tiene una fecha límite y por ello acude allí. Aurora es para nuestros dos protagonistas una ciudad tranquila donde tomarse su tiempo para escribir con la paciencia que ese lugar da.
Poco después de que Marcus llegue a Aurora, donde vive Harry, pasará un suceso algo extraño. Encuentran el cuerpo de una adolescente de quince años en el jardín del profesor de literatura. Todo apunta a que fue Harry quien mató a Nola, la quinceañera. Estaba en su jardín y tiene el mismo coche que se vio la noche de su asesinato y es que no es algo reciente, ese caso se cerró hace más de treinta años pero todo se reabre cuando se descubre el cadaver, era presuntamente muerta pero con el cadaver se la da por muerta oficialmente. Como principal sospechoso será quién vaya a la cárcel pero Marcus confía en la inocencia de su mejor y único amigo por lo que no se irá de ese pueblo, pese a los incidentes que está teniendo en su carrera y que debería resolver en Nueva York, hasta que no haya descubierto toda la verdad sobre Nola Kellergan.


«—Marcus, ¿sabe cuál es el único modo de medir cuánto se ama a alguien?
—No.
—Perdiendo a esa persona.»



A parte de estos personajes, digamos más principales, también tenemos a Jenny, una de las camareras que servían junto a Nola en Clark’s, los padres de Jenny que son Tamara y Robert, Travis, el policía del pueblo… todos los ayudantes de la editorial de Marcus… hay muchísimos personajes, más de los que puedo nombrar o siquiera recordar. Pero he de decir que todos tienen algo en esta historia, todos cumplen alguna función específica en esta historia. No podría haberse hecho sin uno de ellos.


-Bueno, enséñale cualquier punto luminoso en el cielo y dale un nombre al azar. A las mujeres les parece muy romántico que un chico sepa de astronomía. Intenta sólo no confundir una estrella fugaz con un avión. Después de eso, le pides que sea tu pareja en el baile de verano.



En el transcurso de la historia Marcus debe luchar para limpiar el nombre de su amigo pero mientras, hay gente que no quiere que eso se descubra y se lo harán saber, amenazas o insultos formarán parte de la banda sonora de la vida de Marcus en Aurora. A parte de la historia que nos cuentan con Marcus de protagonistas también, gracias al asesinato de Nola todos los habitantes del pueblo contarán su propia versión de los hechos durante ese verano tan trágico para todos.


«En esta sociedad, Marcus, los hombres a los que más admiramos son los que ponen en pie rascacielos, puentes e imperios. Pero en realidad, los más nombres y admirables son aquéllos capaces de poner en pie el amor. Porque es la mayor y la más difícil de las empresas.»


Pensaba realmente que este libro no me iba a gustar tanto como me ha gustado. Es increíble, no puedes dejar de leerlo y ya no es una historia que lees, es una realidad, te metes en el mundo de Aurora en 1975 e intentarás encontrar pistas en la manera en la que el autor escribe o incluso en lo que pasa desapercibido. Pero nada será suficiente, el autor te irá conduciendo de tal manera que todas las hipótesis que te presenta te parecen reales hasta que llega algo nuevo que hace desequilibrar toda la historia. No te dejará descanso en ningún momento aunque no lo estés leyendo Nola estará en tu cabeza e intentarás averiguar quién y cómo la mataron esa tarde del 30 de agosto de 1975.

—El amor, el amor, ¡siempre el amor! ¡El amor no quiere decir nada, Goldman! ¡El amor es un truco que se inventaron los hombres para no tener que lavarse la ropa!



Lo que más me ha gustado ha sido el final, el autor deshace toda la trama y desvela todos los secretos que permanecían ocultos durante más de treinta años. Los agradecimientos es algo que me ha dejado patidifusa. Creo que lo he entendido más o menos pero aún ahora no dejo de asombrarme. 





«Anhele el amor, Marcus. Haga de él su más hermosa conquista, su única ambición. Después de los libros, hay otros libros. Después de la gloria, hay otras glorias Después del dinero, hay más dinero. Pero después del amor, Marcus, después del amor, no queda más que la sal de las lágrimas.»




Si decidís leerlo no creo que os arrepintais. 

Espero que os haya gustado. ¡Feliz verano!









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...