martes, 12 de agosto de 2014

Pídeme lo que quieras, ahora y siempre.


TÍTULO: Pídeme lo que quieras, ahora y siempre
AUTORA: Megan Maxwell
EDITORIAL: Esencia
PÁGINAS: 430

GÉNERO: Literatura vertical o erótica

TRILOGÍA: Pídeme lo que quieras #2

Antes de nada, decir que si no habéis leído la primera parte de la trilogía y estáis interesados, no leáis esta reseña puesto que sería un spoiler total.

Sinopsis                                                                                             

Después de provocar su despido en la empresa Müller, Judith está dispuesta a alejarse para siempre de Eric Zimmerman. Para ello y para reconducir su vida decide refugiarse en casa de su padre, en Jerez.
Atormentado por su marcha, Eric le sigue el rastro. El deseo continua latente entre ambos y las fantasías sexuales están más vivas que nunca, pero esta vez es Judith quien le impone sus condiciones, que él acepta por el amor que le profesa.
Todo parece volver a la normalidad, hasta que una llamada inesperada los obliga a interrumpir su reconciliación y desplazarse hasta Múnich. Lejos de su entorno, en una cuidad que le resulta hostil y con la aparición del sobrino de Eric, un contratiempo con el que no contaba, la joven tendrá que decidir si debe darle una nueva oportunidad o, por el contrario, comenzar un nuevo futuro sin él.

¿Le dará Judith una nueva oportunidad a Eric? ¿Crees que dejará todo lo que tiene en España para tener un nuevo futuro con el pasajero amor de su vida? ¿Dejarán por primera vez su orgullo aparte para dar rienda suelta al amor que hay entre ellos?
"-Te quiero- prosigue cerca de mi boca-. Y el quererte así a veces me hace ser irracional ante ciertos temas. Si, dudé. Dudé de ti. Pero mis dudas se disiparon cuando en la oficina me hablaste como me hablaste y me hiciste ver lo ridículo e idiota que soy. Tú no eres ella. Tú no eres una mentirosa y rastrera sinvergüenza. Tú eres una maravillosa y preciosa mujer que no se merece el trato que te di, y nunca me perdonaré haberte partido el corazón."


"-Tiene que seguir con su vida. Las personas no pueden quedarse sentadas a esperar que otras las quieran, tienen que continuar viviendo, aunque en su corazón te añoren todos los días-"


"Lo que siento por Eric definitivamente es tan fuerte que puede conmigo. Lo quiero, lo quiero, lo necesito y lo adoro. Al regresar al salón, Eric sonríe, me abraza y consigue ponerme la piel de gallina cuando proclama ante mi padre y toda mi familia:
 -Te voy a conquistar todos los días.-" 


"-Cariño quiero hacerte el amor. Quiero besarte. Quiero demostrarte cuanto te amo.- me susurró Eric- Te necesito."


"-Cariño no dudes un segundo de que eres lo más importante de mi vida y que estoy loco por ti.- Lo miro y él pregunta - ¿Tú ya no me quieres?- No contesto y él continua- si me dices que es así, prometo soltarte, marcharme, y no volver a molestarte en tu vida. Pero si me quieres, discúlpame por ser tan cabezón. Como tu dices ¡soy alemán! Y estoy dispuesto a seguir intentado que regreses conmigo porque ya no sé vivir sin ti."

Siento si son demasiadas citas, pero es que el libro está lleno de frases que me parecían preciosas y tenía que ponerlas.

Opinión personal:                                 

Este libro me ha gustado muchísimo más que el primero por la cantidad de citas bonitas que tenía y las declaraciones de amor que hay tanto por parte de Eric como de Judith.
Me ha gustado, pero para que mentir, ha sido un poco desesperante. Eric y Judith tienen mucho carácter y los dos son demasiados orgullosos, sobretodo Judith. Cuando está enfadada, siempre que habla, mete la pata. Es desquiciante que nunca haga lo que piensa y que después se arrepienta (Ocurre repetidas veces a lo largo del libro). 
Muchas veces estaba leyendo y cerraba el libro porque me indignaba demasiado con Judith, aunque tenía razón y la sobraban motivos, no se porqué, me sacaba de quicio.
Luego otro punto es que pienso que Eric tiene demasiada paciencia con Judith y si, se que Eric no es perfecto y que también hace las cosas mal, pero muchas veces entiendo más la posición de Eric que la de Judith.
Otra cosa que no me ha gustado nada, y que se repite como en el anterior libro, es la forma en la que habla la hermana de Judith. Me resulta insoportable, tanto "chuchuuuuuuuuu" me pone enferma. 
Pero bueno, a pesar de todo, este es sin duda un libro mas familiar y hogareño que el anterior y en el que el amor está mas presente que el sexo, aunque como siempre, hay muchas innovaciones en ese plano. Eric quiere probar cosas nuevas con Judith y ella acepta encantada. 

Puntuación:                                                                                       


                   

   

-5/5-

Pídeme lo que quieras, ahora y siempre es una intensa historia de amor, plagada de fantasías, morbo y erotismo, en la que los protagonistas hablan cara a cara con la pasión.





Mar


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...