miércoles, 7 de enero de 2015

Gajos de naranjas.




Título: Gajos de naranja
Título original: Gajos de naranja
Autor: Jacqueline Cruz
Editorial: Círculo rojo
Serie: Libro único
Número de páginas: 306


Sara Saavedra es una profesora universitaria de 41 años que defiende obsesivamente su independencia y su libertad sexual. Convencida de que no existen las “medias naranjas”, sino sólo “gajos”, de que el amor es poco más que “literatura” y de que, antes o después del deseo, la mayoría de los hombres están a la caza de una mujer que “los cuide, los mime y les lave la ropa”, Sara evita las relaciones de pareja convencionales y se limita a entablar relaciones sexuales, a menudo a través de una página de contactos por Internet. Sin embargo, cuando conoce a Raúl, la intensa atracción que él le despierta pondrá a prueba algunas de sus convicciones más arraigadas. Paralelamente, las interacciones con sus amigos Jaime y Gabriela, y con Laura, la hija de Raúl, le mostrarán otros modos de concebir la pareja, el sexo y la procreación. Escenas eróticas y animados diálogos se aúnan en esta novela de encuentros y desencuentros que explora e invita a reflexionar sobre las relaciones afectivas en la sociedad española del siglo XXI.


Bueno para empezar muchas gracias a Círculo rojo por facilitarme un ejemplar de este libro, dejo aquí el enlace de este libro a la página de la editorial.

Este libro me ha gustado mucho pero le podría poner alguna que otra pega. Vamos a verlo detenidamente.
El libro como podéis comprobar en la sinopsis se presenta como una novela feminista con un pequeño grado de amor de por medio. Y es así en gran parte. 
Nos presentan a los personajes, en primer lugar tenemos a Sara que es nuestra protagonista femenina; ella es demasiado feminista para mi perspectiva. Se dedica a dar clases en la universidad aunque realmente no se narra en la historia las clases que da, se nos dan pinceladas en varias charlas que debe dar. El personaje masculino protagonista es Raúl quién de primeras se presenta como Benito un hombre con todas las letras incluso quizá demasiado hombre para Sara. Un personaje que ha sido muy importante para mi ha sido Laura la hija de Raúl, tiene cierta trascendencia en el libro pero a mi me ha llegado por como discute, con las palabras. No sé como explicar como me ha llegado tanto sin conocerla. Es cierto que Raúl nos da unas explicaciones bastante epilépticas pero es cuando conocemos a Laura cuando yo me debilite con su personaje.


Pensó en Raúl y pensó que le gustaría compartir el mar con él, ese nuevo mar u otro viejo, que de todos modos sería nuevo con él.

La historia transcurre exactamente como esperamos tanto por una parte ( la femenina) como por la otra ( la masculina). Y es que de Sara esperamos que se haga la dura en todo momento y eso es lo que hace, en cuanto a Raúl esperamos que la siga y la conquiste y lo hace, más o menos.


Pero como escribió Cortazar, 'los hilos de la Virgen  se llaman también babas del diablo'
Ambos se conocen por una página web para gente soltera, Sara la usa mucho para relacionarse con hombres que no va a volver a verse a excepción de cuando ella quiere, esos serán sus amantes 'fijos'. Pero Raúl es distinto, la calara hondo y nos daremos cuenta por como piensa nuestra protagonista y es que no se le quita de la cabeza por muchos hombres con los que contacte. Una vez superado ese obstáculo se nos presentarán infinidad de situaciones que harán romper en muchas ocasiones la relación principal pues ninguno quiere dar el brazo a torcer. 

-Es un ironía, ¿no?- prosiguió Raúl con el rostro deformado en una mueca-. Me gustas porque eres fuerte, independiente, libre. Y eso mismo es lo que me está destruyendo.

Por esa parte la verdad es que me ha gustado bastante aunque he de decir que utilizaba un lenguaje a mi parecer muy soez, vamos un lenguaje de camioneros, a excepción de eso me ha gustado. Pero el final. 
Ay el final. No digo ni que haya acabado bien ni mal y es que ni yo misma lo sé. No lo he entendido, me he releído varias veces el ultimo capítulo y no he conseguido entenderlo. Supongo que será cosa mía pero si alguien lo ha entendido pues que me lo explique.
No todos los finales están a gusto de todos. A excepción de eso el libro ha sido entretenido y muy dinámico, lo he leído en poquitos días y lo recomiendo bastante porque trata temas transcendentes en nuestra sociedad. 
-Ahora se trata de recoger los añicos, pick up the pieces, como dicen en inglés.-Y hay muchos añicos, ¿no?-Sí, bueno... Mientras más grande es el edificio, más escombros.


El feminismo, el machismo,  la violencia de género, abortos... Vamos que el libro está a la orden del día.



Huyó también despavorida. Era muy agarro verse colocada en un trono, pero ya había pasado varias veces por la experiencia de ser destronada y desterrada, cuando los autoproclamados príncipes constataban que no cumpla los requisitos para ser princesa, que al fin y al cabo eran sólo dos, parir y sonreír con mansedumbre. Además, ella era republicana, que coño.




Como ya he dicho anteriormente es un libro que la verdad se disfruta mucho pues tiene una lectura muy fácil y muy rápida. Y a excepción del inciso del final ha sido un libro que me ha enseñado mucho sobre los temas actuales, claramente desde otro punto de vista, desde dentro de la situación y lo recomiendo mucho pues no puedes entender cosas si no empatizas con otra persona y este es un libro para eso.



3/5



Image and video hosting by TinyPic



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...