miércoles, 6 de julio de 2016

El puente de los cerezos



Título: El puente de los cerezos
Título original: El puente de los cerezos
Autor: Blanca Álvarez
Ilustrador: Federico Delicado 
Editorial: Anaya Infantil y Juvenil
Serie: Libro autoconclusivo
Número de páginas: 159

Sinopsis:
Una muchacha china se enamora de un compañero de clase, y su padre decide recluirla en un pequeño pueblo en las montañas, durante un año; pasado ese tiempo si su amor por el joven perdura, permitirá que se casen. Durante esa estancia en casa de su abuela, la joven descubrirá no solo las tradiciones del mundo rural, que desprecia, sino también el lenguaje secreto que las mujeres crearon para escapar de las prohibiciones de los hombres. 
Un libro lleno de cuentos, de una belleza extraordinaria y una prosa cuidada y elegante.


La autora:
Blanca Álvarez
Nació en Cartavio-Coaña, un pueblecito de Asturias. Estudió Filología Española, Derecho y Trabajo Social. Entró, por casualidad, en el periodismo, donde lo probó casi todo, incluidos dos años en la última página del diario AS. Ahora colabora en El Correo Vasco, imparte cursos a profesores de Lengua y Literatura y a alumnos de bachiller, y escribe novelas para jóvenes.


El ilustrador:
Federico Delicado
Nació en Valencia en 1954. Es autodidacta y alterna la ilustración con el diseño gráfico. Ha recibido diversos premios y menciones honoríficas, como el Premio Lazarillo en 1989.







Muchas gracias en primer lugar a la editorial Anaya por haberme mandado un ejemplar de este libro y hacer posible esta reseña. 


El amor siempre es eterno cuando se tienen diecisiete años.


La obra es una novela contada a dos tiempos, utiliza el presente en ambos. La protagonista, sin duda, es Bei-Fang que es enviada por su padre, contra su voluntad, desde Beijing hasta la aldea de la familia. En un primer momento ella es totalmente reacia a este cambio en su vida, además de que tiene que vivir lejos de esa aldea con su abuela, Lin-Lin; lo que menos gusta a Bei-Fang es dejar en su ciudad al que ella piensa que es su amor pero este viaje cambiará su vida. 
Esta no es una simple historia de amor, es una historia de historias antiguas. Gracias a su abuela Bei-Fang encuentra su momento en las noches bajo el cerezo con una historia de la boca de su Lin-Lin. Es una historia real, la de sus antepasados, que narra la vida de dos hermanas cuyos nombres son iguales al de la nieta y la abuela respectivamente. 


—Todos los niños llevan algo de sus antepasados. De este modo, ellos pueden permanecer en este mundo y nosotros aprender algo del suyo.


Creo que lo que más me ha chocado del libro aunque ya tenía una ligera idea de lo que ocurría con las niñas, es el tratamiento que se hace tan distinto entre el nacimiento de un varón y el de una mujer. En el caso de que sea una niña todo serán problemas porque es una boca más que alimentar sin embargo si es niño son dos manos más que se pueden unir al trabajo en unos pocos años. Yo ya sabia de esto pero me ha parecido increíble leerlo ya que incluso entre las propias hermanas se tienen que defender para que no vendan a ninguna y puedan seguir unidas, pero claro llega un momento en el que automáticamente una niña se convierte en mujer y llega la hora del matrimonio, ahí es donde se separarán. 

No fueron iguales en el nacimiento. Tampoco sus vidas tuvieron en común otra cosa que la desgracia…Pero en eso, todas las mujeres han sido hermanas.

No sé realmente lo que esperaba de este libro pero sí sé que no era esto, me ha gustado mucho más de lo que pensé en un primer momento, las ilustraciones ayudan mucho a hacerse a la idea de los lugares o incluso de las personas. Creo que es un libro con una historia muy bonita que pretende aumentar los lazos entre la familia aunque para ello haya que ir varias generaciones atrás y sea ese el vínculo que los una. 


—Vivir es ir dando pequeños pasos en el sendero que conduce a la muerte. Aprendemos a caminar para avanzar a su encuentro. Eso convierte los días en una mágica aventura, porque es necesario desentrañar todos los frutos ofrecidos por la vida en el trecho que nos ha sido concedido.


Me ha parecido una historia muy entretenida, quizá también por los dos tiempos, el actual y el del pasado y también por la tranquilidad que me ha transmitido. Es un libro que no ocupa lugar y aunque parezca muy fino está cargado de historia, energía y paz. 


Ahora comprendía que los deseos de su padre intentaban fortalecer su voluntad, sabiéndose dueña no solo de su destino sino de su soledad.


Espero que os haya gustado. ¡Feliz verano!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...