lunes, 4 de julio de 2016

Luces, cámara y acción. Tiana y el sapo.



Los directores de esta película son:
John Musker,  Ron Clements

Un breve resumen de Filmaffinity:
En los años 20, Tiana, una princesa negra, vive en el barrio francés de Nueva Orleáns durante la revolución del Jazz. Este filme supone el regreso de Disney a la animación tradicional con un nuevo clásico oficial (tras Zafarrancho en el rancho).

Realmente cuando la conocí no esperé de ella mucho, no me suelen gustar ahora de mayor las películas de princesas sosas y florero, por suerte para mí, esta no es una de esas películas. 

Tiana no es una princesa, eso para empezar. Es hija de la costurera de la princesa, esta tiene la misma edad que Tiana por lo que se hacen amigas, esta amistad perdura en el tiempo y seguimos viendo a Charlotte durante toda la película. 

De pequeñas ambas leían un libro en el que si besabas a un sapo se convertía en príncipe y mientras Lottie no veía el momento de que esto se hiciera realidad, Tiana, sin embargo, mostraba bastante reticencia hacia ello. No obstante es Tiana quién lo besa aunque sin los resultados esperados, más tarde lo explico. 


Como he dicho, nuestra protagonista, no es princesa, de hecho vive con sus padres en una pequeña casita de Nueva Orleans pero tanto ella como su padre sueñan con tener en algún momento un restaurante de prestigio donde la gente haga cola para poder comer sus deliciosos platos, Tiana es una muy buena cocinera que apunta alto para su corta edad. 

Poco después descubrimos que su padre muere y es ella la que se va a ocupar de que su sueño siga vivo y para ello consigue varios trabajos y con las propinas de todos ellos intenta ahorrar para algún día hacer su sueño realidad. 



En este transcurso seguimos viendo a Lottie, y tan obsesionada sigue con conseguir un príncipe que en cuanto se entera de la llegada del príncipe Naveen hace todo lo posible para que se aloje en su palacio e intentar casarse con él. Lo que se le escapa de las manos es que Naveen no pretende casarse sino vivir la vida unido al Jazz, por esto, cuando se encuentran con El hombre de las Sombras y tanto Naveen como su ayudante quedan inmersos en un conjuro que convierte a nuestro príncipe en sapo y a su avaricioso ayudante en el propio príncipe. 


Cuando esto ocurre, el príncipe, que no es Naveen, baila y de hecho pide matrimonio a Charlotte a lo que esta no duda ni un momento, mientras, el sapo se encuentra con Tiana y ella, asustada primero al ver que hablaba pero guiada por los cuentos de su infancia lo besa para que se convierta en príncipe, algo que ya es. El único problema es que los cuentos la prepararon para otra situación, no es él el que se convierte en humano sino que es Tiana la que se convierte en rana. 

A partir de este momento, como he leído en algunas críticas, la película decae un poco. Hasta ese momento personalmente me encanta porque Tiana tiene sus propios sueños y aspiraciones para seguir luchando y trabajando sin necesitar a nadie pero cuando se convierten en rana y sapo respectivamente todo queda a un lado y entran en el bosque. 




Es cierto que allí viven muchas aventuras y se encuentran con personajes que tienen peso en la trama final pero esa parte de la película creo que podría haber estado mucho mejor de otra manera. 

Obviamente no os voy a decir ni una palabra del final pero si os doy mi conclusión y es que me ha gustado mucho. 
Tiana, pese al tramo que os he dicho, me ha encantado ya que es una mujer con miras y con futuro, pero no un futuro dado sino que ella se lo esta labrando con el sudor de su frente, literalmente. 


Creo que las nuevas películas de Disney están mucho mejor que las antiguas porque dan una nueva perspectiva en cuanto a la manera de afrontar el mundo, sobre todo para las niñas que las ven. 


Espero que os guste. ¡Feliz verano!






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...