domingo, 3 de julio de 2016

Raras excepciones


Título: Raras excepciones
Título original: Raras excepciones
Autor: Alba Molina
Editorial: Circulo Rojo Editorial
Serie: Libro autoconclusivo
Número de páginas: 236

La vida tenía su nombre, era la mujer de las mil batallas.

Sinopsis:
A veces nosotros mismos somos nuestro peor enemigo y convertimos la felicidad en utopía. Es el caso de Manuela, una joven interiorista de 26 años, que ha experimentado numerosas experiencias traumáticas. Ello la ha abocado no sólo a inundar su vida de infelicidad sino a autoconvencerse que no merece ser feliz. Demasiados fantasmas del pasado mantienen a la protagonista en una espiral oscura de la que sólo es posible salir si ella misma emprende la iniciativa de intentarlo. Serán dichos fantasmas los que provocarán que ponga fin a la relación sentimental que tiene con Jacobo por sentirse incapaz de contarle todo lo que le atenaza y que al mismo tiempo le impide ser feliz a su lado. Decisión de la que más tarde se arrepentirá gravemente. ¿Conseguirá Manuela sobreponerse de su sufrimiento y encarrilar su vida empezando de cero? ¿Aprenderá Manuela a aceptar su pasado y vivir con él? ¿La perdonará Jacobo? Aunque algunas heridas son tan hondas que no cicatrizan jamás, “Raras Excepciones” conforma un canto a la esperanza puesto que de nosotros mismos depende dejar que dichas heridas nos dominen y condicionen nuestras vidas. “Raras excepciones” constituye una apelación continúa a las emociones.

La vida nos pondrá el río, elegirá qué corriente tiene y su fuerza, e incluso nos dirá con qué tipo de barca tenemos que enfrentarnos a él. Pero los remos, los remos los ponemos nosotros, y la disposición de remar a contracorriente también. Y eso, eso es algo con lo que la vida no contaba. No tuvo en cuenta nuestro afán de superación, no tuvo en cuenta que podemos morir matando. Siempre he actuado así. 

'Raras excepciones' es la primera novela de Alba Molina (Valencia, 1992)

Graduada en Periodismo y Comunicación Audiovisual por la Universidad de Valencia, esta joven valenciana emprende la aventura de hacerse un pequeño hueco en el mundo de las letras, una de sus mayores pasiones. Otra de sus debilidades es el deporte, ámbito al cual se dedica profesionalmente puesto que trabaja como periodista deportiva en varios medios. “Que el fin del mundo nos pille riendo”, es la frase que mejor la define.


Muchas gracias a la editorial Circulo Rojo por enviarme un ejemplar y hacer posible esta reseña. Raras excepciones.

—Dicen que el amor o es a primera vista o no lo es.
—¿Cómo?— me dejaste descuadrada, creí haber oído mal.
—Dicen que el amor o es a primera vista o no lo es— me repetiste.
—¿Tú crees en los flechazos? Cuántas películas has visto.
—Yo en lo que creo es en el poder de una mirada y en lo que evoca. 

Este libro ha sido como una montaña rusa, al comienzo lo aborrecí por el simple hecho de que había demasiada narración y muy poco diálogo, después me encantó cuando conseguí sumergirme en la historia y por último la montaña comenzó de nuevo. Debo decir que finalmente me ha gustado muchísimo, vamos a empezar por el principio. 

—Te apoyaré en cada una de tus metas. Existen cientos de países que todavía no he visitado y a los que podría acompañarte con tal de verte sonreír, el éxtasis en los conciertos nunca ha sido mi fuerte pero si tú te vuelves loca terminarás volviéndome loco a mí también. Si no quieres promesas a la luz de la luna no iremos a la playa por la noche. Tampoco te compondrá poemas que se parezcan a Shakespeare, Bécquer o Neruda, ni te diré que esto quiero que sea para siempre. 

El libro está en primera persona y nos lo cuenta Manuela, la protagonista femenina, el comienzo es cierto que le tengo borroso pero lo que me enganchó sin lugar a dudas fue la muerte de Ana cuando eran adolescentes, Ana era su mejor amiga y en una noche de fiesta no consiguió salir del coma. En ese momento el libro ya me tenía pero reconozco que luego me volví a perder, el libro está dividido en capítulos y en volúmenes. 

Llámame cuando quieras, puedas, o lo necesites. Estaré aquí. 

Los capítulos normales son en los que la narradora nos cuenta lo que la ocurre en el presente, su historia actual sin embargo en los volúmenes nos cuenta cómo se sintió desde el principio con Jacobo, estos volúmenes son emails que le manda explicándole lo que ocurrió en su vida. 

—Si claro. Ahora también me vas a decir que recién levantada llena de legañas y el pelo enredado está perfecta.
—Lo está.
—Estás loco tío.
—Estoy enamorado. Tú nunca lo has estado, ¿verdad?

Creo que debo aclarar que Jacobo fue algo así como su novio aunque sin etiquetas, él estaba completamente enamorado de ella pero Manuela, que venía de una penosa ruptura amorosa, no quería volverse a enamorar por lo que mantuvo las distancias hasta que desapareció y como suelen decir ‘no te das cuenta de lo que tienes hasta que lo pierdes’. Manuela tuvo que perder a Jacobo para darse cuenta de que lo quería, en su transcurso de intento de mensajes fallido Manuela conoce a dos hombres, un lío de una noche y a Mateo que será su detonante. 

Porque las palabras dichas destrozan, sí, pero es todo lo que callamos lo que termina por rompernos. Y cuando alguien se rompe no vuelve a ser ni la sombra de lo que fue antaño. 

Lo que nos hace falta saber es si realmente podrá Mateo cubrir el vacío que dejó Jacobo al marcharse. 

Nuestra historia, ese posesivo inmortal después de que demasiados otros posesivos terminaron matándonos.

Repito que este libro me ha gustado mucho pero he echado de menos los diálogos, es cierto que hay pero son muy escasos. La mayor parte del libro es narración y tantos detalles me abruman, me parecen innecesarios y por eso me llego a aburrir y saltarme párrafos. Pese a esto, la sensación que tengo del libro es muy buena, me ha gustado como han ocurrido los acontecimientos. Es cierto que el final me dejó en shock, me lo esperaba pero a la vez no, como un quiero y no quiero. 
Lo mejor que podéis hacer es leerlo para entenderme. 

—¿Y qué te dicen mis ojos?
—Que eres impulsiva y alocada, luchadora, risueña, sueñas más despierta que dormida. Esa clase de persona con la que uno está dispuesto a complicarse la vida.

Espero que os haya gustado. ¡Feliz verano!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...