martes, 19 de julio de 2016

Pídeme lo que quieras y yo te lo daré



Título: Pídeme lo que quieras y yo te lo daré
Título original: Pídeme lo que quieras y yo te lo daré
Autor: Megan Maxwell
Editorial: Esencia. Planeta
Serie: Saga ‘Pídeme lo que quieras’ #4
Número de páginas: 708

Sinopsis:
A pesar de las discusiones que provocan sus diferentes caracteres, el empresario Eric Zimmerman y Judith Flores siguen tan enamorados como el día en que sus miradas se cruzaron por primera vez. Juntos han formado una preciosa familia a la que adoran y por la que son capaces de hacer cualquier cosa. Flyn, aquel niño al que Judith conoció al llegar a Múnich, se ha convertido en un adolescente, y tal como les ocurre a la mayoría de los jóvenes, su vida se complica y afecta a todos los que conforman su entorno. El abogado Björn y la exteniente Mel continúan con su bonita historia de amor junto a la pinsesa Sami. Sin duda, la convivencia les ha beneficiado mucho. Pero hay algo que Björn no consigue de Mel: que se case con él. Las relaciones de las dos parejas van viento en popa. Se quieren, se respetan, nada parece fuera de lugar, hasta que de repente, personas y sorpresas del pasado irrumpen en sus vidas y lo ponen todo patas arriba. ¿Serán capaces de superar este giro inesperado? ¿Podrá con todo el amor que se profesan?; o, por el contrario, ¿cambiarán sus sentimientos para siempre? Si quieres averiguarlo, no te pierdas Pídeme lo que quieras y yo te lo daré, la esperadísima novela de Megan Maxwell más morbosa, erótica y sensual.

Autora:
Megan Maxwell.
Por circunstancias de la vida nací en la ciudad de Nüremberg, Alemania.
Mi madre es española y mi padre americano pero siempre he vivido en España, en lugares tan bonitos como Madrid, Cádiz o Barcelona y actualmente vivo en un bonito pueblo de Madrid.
Comencé a escribir novelas para mis amigas y mi familia y ellos fueron quienes me animaron a presentar mis novelas a las editoriales y concursos. Ese gusanillo de presentar esos escritos hizo que yo misma me animara y quisiera cumplir un sueño ¡publicar!
Pero ese sueño nunca fue fácil. Fueron más de doce años de negativas por parte de las editoriales pero no tiré la toalla. Mi cabezonería nunca me lo permitió. Y en abril de 2009 una editorial llamó a mi puerta y publiqué mi primera novela y en el 2010 gane el Premio Internacional de Novela Romántica Seseña.
En estos años he publicado más novelas y ganados otros Premios. Algo que me sigue llenando de felicidad y satisfacción.
Me gusta escribir comedia romántica y publico géneros tan distintos como chick lit, contemporánea, medieval, trime travel y erótica.
He participado en varias antologías altruistamente escribiendo cuentos para niños, relatos chick lit o cuentos de fantasía épica medieval.
Me considero una gran soñadora. Siempre me gustó soñar.
Soy una de esas personas que piensa que quien no sueña, no vive. Por lo tanto sueña… eso es vivir.
Un saludo y gracias por visitar mi web.


Perdóname, pequeña…, pero fue imposible escaparme. Y estabas tan preciosa durmiendo que fui incapaz de despertarte. Te quiero, mi amor. 
Tu gilipollas

Pese a la pena que me da decir esto, esta es la última entrega de Pídeme lo que quieras, ojalá haya más pero lo dudo. Esta tetralogía nos ha acompañado a lo largo de los años y durante este tiempo no he hecho otra cosa que releer la historia de Eric y Jud cada vez que he podido. Voy a echarlos mucho de menos aunque siempre nos quedará empezar de nuevo la saga. 

 —¿Acaso pretendes llevarme hoy la contraria en todo?
—¡¿Sabes por qué Peter estaba en el parque?!—Gritó mirándolo furiosa—. Ese pobre chico cree que Sami es su hermana y sólo quería ver cómo tú jugabas con ella para imaginar que así habrías jugado con él si su madre te hubiera dicho que era tu hijo. Y, en cuanto a la perra, le he prometido que la voy a cuidar porque, s se la llevan y nadie la reclama en unos días, la sacrificarán y yo me… niego a ello; ¿te has enterado o te lo repito?

Este libro aunque parezca repetitivo porque no sabemos qué nos va a contar os adelanto que no es para nada así. Las dos parejas protagonistas de estos libros estarán más entretenidas que nunca y si ya pensábamos que tenían demasiadas cosas y problemas aquí llegan más. 

En ese instante pasaron dos jovencitas de la edad de Peter cerca de donde él estaba con los niños uy lo miraron mientras se acercaban a él haciéndose las interesantes. Mel y Björn lo observaban, y la exteniente, al ver al abocado sonreír con picardía, murmuró divertida. 
—Ni se te ocurra decir una palabra de lo que piensas. 
Björn sonrió y, cuando aquéllas llegaron hasta Peter y los niños y comenzaron a sonreír como tontuelas mientras se tocaban el pelo, replicó:
—El tío es un guaperas. Sin duda, es un Hoffmann.


La historia se queda en el momento en el que Eric y Jud tienen a su hija Hannah y Mel y Björn viven juntos pero claro, quedan cosas pendientes por hacer y sorpresas por aparecer. En primer lugar con la familia Zimmerman-Flores tendremos problemas de confianza y esto ocurrirá de la mano de un antiguo amor de Eric, no es la primera vez que esto ocurre pero sí será la vez que más fuerte afecte a Jud y eso, eso va a ser difícil de superar. Igual de difícil que lidiar con Flyn, que de ser un niño amable con Jud y llamarla mamá se convertirá en un adolescente conflictivo que se encargará de poner patas arriba la ya destartalada vida. 

—Necesito verla, Björn—siseó—.Jud tiene que escucharme.
Los dos montaron en el coche y Björn arrancó.
—Está muy enfadada—insistió este—, y le he prometido que no te permitiría acercarte a ella.
Al oír eso, Eric afirmó:
—Quiero a mi mujer por encima de todas las cosas y, si tengo que pasar por encima de ti para que me escuche lo haré, ¿entendido?
El abogado esbozó una sonrisa y pisó el acelerador.
—Es lo mínimo que esperaba de ti—murmuró.


No termina el libro con esto, la familia Hoffman-Parker sigue con el sino de la boda, Björn no ve el momento de casarse com Mel y ella solo lo rechaza y pospone la conversación. Pero claro, eso solo es muy poco problema, Björn pretende llegar a ser el accionista mayoritario de un bufete de abogados muy importante en Munich pero claro para entrar en él se tiene que tener una familia formada y no vivir en un piso con una madre soltera y una hija que no es tuya. Este es un problema que va a acarrear más de un disgusto.

—¿Sabes? Hace años el destino hizo que te conociera en un ascensor que se paró justamente como éste en España. En poco menos de cinco minutos me enamore locamente de ti mientras me contabas que, si te entraba el nervio, eras capaz de echar espumarajos por la boca y convertirte en la niña de El exorcista. 
Oír eso me da la vida.
Eric, mi Eric, vuelve a tirar de nuestros recuerdos. Aún así, no digo nada. No puedo. 
Siento que mi alemán se acerca un poco más a mí y, tras soplarme de nuevo en mi enrojecido cuello, prosigue:
—Tú me has dado unos hijos preciosos y me vas a dar otro igual de bonito, pero sin lugar a dudas lo mejor de mi vida eres tú. Mi pequeña. Mi preciosa morena a la que le encanta retarme todos los días y a la que adoro ver sonreír.—Noto que toma aire y continúa—: Me dijiste que las cosas que merecen la pena en la vida nunca son sencillas. Y tienes razón. Ni tú ni yo somos sencillos, pero nos queremos y nos queremos tanto que ya no podemos estar el uno sin el otro. 

Como siempre, es un placer leer estas novelas de Megan, ya no solo por la temática romántica que tienen sino por su manera de contar historias que no cansa, ni aburre; con muchos diálogos que te hacen meterte en la situación y en la vida del personaje… infinidad de pequeñas cosas que hacen que sus libros sean muy agradecidos y para mí cuantas más hojas, mejor. 
Aunque haya terminado esta saga tengo claro que no voy a dejar de leer a esta autora porque desde que descubrí estas novelas no he hecho más que leer obras suyas por lo que cada día estoy más contenta de haber descubierto esta maravillosa tetralogía.

—¿Qué quieres Flyn?
—Perdóname. Ahora que no me quieres, me doy cuenta de lo mal que me he portado contigo, cuando tú sóloo intentabas protegerme y ayudarme. 
[…]
—Te robé, hice cosas horribles contra ti y te grité que no eras mi madre cuando sí lo eres. Tú eres la única madre que tengo porque siempre me has querido incondicionalmente a pesar de lo mal que me he portado contigo. […]


Espero que os haya gustado. ¡Feliz verano!







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...